sábado, 10 de julio de 2010

Hilda Taba

HILDA TABA:

Taba introdujo nociones de objetivos educativos múltiples y cuatro categorías de objetivos diferentes (conocimientos básicos, aptitudes para reflexionar, comportamientos y competencias académicas). Este enfoque permitió a Hilda Taba vincular estrategias de enseñanza específicas con cada categoría de objetivos. Desde este punto de vista, su clasificación de los objetivos educativos presenta similitudes con el sistema de Gagné (1985) sobre los resultados del aprendizaje y las condiciones de enseñanza que determinan los medios necesarios para obtener los resultados deseados. Asimismo, su clasificación muy elaborada de los objetivos educativos permitió a Taba dar a la noción de experiencias de aprendizaje de Tyler un sentido más específico y práctico, considerando por separado la selección y organización de contenidos educativos y las estrategias de enseñanza.Taba a diferencia de Tyler ella veía a los objetivos como procesos, ya que ella definía que los objetivos podían variar de acuerdo al paso de tiempo se podían modificar, para que uno pueda trabajar, y los resultados puedan ser satisfactorios.
MODELO CURRICULAR
La propuesta o modelo curricular de Hilda Taba se basa en su libro: "Currículum Development: Theory and Practice" que se publicó en 1962 y representa una continuación del trabajo de Ralph Tyler. Acentúa la necesidad de elaborar los programas escolares, basándose en una teoría curricular que se fundamente en las exigencias y necesidades de la sociedad y la cultura. El resultado de ese análisis realizado a través de la investigación, constituye la guía para determinar los objetivos educacionales, seleccionar los contenidos y decidir el tipo de actividades de aprendizaje que deben considerarse. Introduce así, en el sustento de la planificación curricular la noción de diagnóstico de necesidades sociales. Esa noción ha implicado a veces la elaboración de los programas de estudio, reduciéndolos a demandas muy específicas, inmediatas o utilitaristas, que van contra la formación teórica del sujeto.El modelo curricular establece dos niveles:
1. Aquel que refiere las bases para la elaboración del currículo relacionando los requerimientos de la sociedad y el individuo con la escuela;
2. aquel otro que refiere los elementos y fases para elaborar y desarrollar el currículo
El primer nivel establece como necesario que el currículo se fundamente en:
Las funciones de la escuela en la sociedad y la cultura, Los procesos de desarrollo y aprendizaje del alumno; La naturaleza del conocimiento. El segundo nivel establece que en el desarrollo del currículo los elementos principales son:
El diagnóstico de necesidades; Formulación de objetivos; Selección del contenido; Organización del contenido Selección de experiencias de aprendizaje; Determinación de lo que hay que evaluar y de las formas y medios para hacerlo. Hilda Taba, al desarrollar su propuesta, enfocó el proceso de desarrollo sistemático del currículo, estableciendo una distinción entre fines y objetivos. Definió que los fines o metas son enunciados generales, son los propósitos e intenciones del currículo, pues proporcionan una orientación respecto a lo que debe destacarse en los programas educativos. Estos fines se orientan para obtener objetivos específicos. En este esquema conceptual se establece un procedimiento más ordenado que en el de Tyler, destinado a una planificación curricular meditada y dinámica, que se ha denominado "enfoque sistemático del currículo".
Tyler es quien ofrece la exposición más clara de los principios básicos implicados y su seguidora, Hilda Taba, ofrece la mejor exposición de la relación existente de aquellos principios, con el estudio de la educación y con la práctica del desarrollo curricular. El poder organizador del modelo de objetivos parece derivar desde sus orígenes como una tradición, aplicada a los estudios educativos y de la ciencia del comportamiento. El proceso de diagnóstico de necesidades y la enunciación de fines proporciona una base para la consideración de valores de alto nivel, para un análisis de las exigencias de la sociedad con respecto a las escuelas y para una consideración de la naturaleza del conocimiento y la cultura.
Modelo funcional. Un modelo funcional debe poseer los siguientes aspectos:
Modos de formular objetivos educacionales. Métodos para diagnosticar las necesidades para posibilitar el traslado de los objetivos a modelos de aprendizaje apropiados. Selección y organización, tanto del contenido del currículo, como de las experiencias de aprendizaje. Métodos de evaluación de los resultados. Todos estos aspectos deben dar como resultado:
Un planeamiento de unidades. Un desarrollo de un proyecto de currículo. Función de un modelo para una unidad de enseñanza-aprendizaje.
Se deben desarrollar "unidades piloto" proyectadas para grupos conocidos de estudiantes y para circunstancias concretas como parte importante de la elaboración científica del currículo. A medida que disponemos de estudios experimentales o los ya nombrados "pilotos", podemos considerar, sobre una nueva base, problemas tales como la continuidad total, la secuencia y la integración de las materias. En este sentido, entonces, la elaboración del currículo debe ser un proceso que comienza con las partes fundamentales y con unidades naturales pequeñas y prosigue con los problemas más generales de la organización total.

RESUMEN DE IDEAS EXTRAIDAS DEL MODELO CURRICULAR DE HILDA TABA.

Los procesos sociales, incluyendo la socialización de los seres humanos no son lineales, por tanto, ellos no pueden ser diseñados con un modelo lineal. En otras palabras, el aprendizaje y el desarrollo de la personalidad no pueden ser considerados como un proceso de una sola vía o manera en el establecimiento de las direcciones educacionales y la derivación de los objetivos específicos del ideal de la educación proclamadas o imaginadas por alguna autoridad. Las Instituciones sociales, entre ellas, los programas y currículos escolares, son más dados a ser efectivamente modificados, en vez de la manera más común de reorganización administrativa, de "arriba abajo", debe ser de "abajo arriba". El desarrollo de los nuevos programas y currículos es más efectivo, si es basado en los principios democráticos y la distribución racional del trabajo. En énfasis debe hacerse en la competencia y no en la administración. La renovación de los programas y currículos no debe ser un proceso corto sino largo que puede durar años. Un principio de diseño de currículo es que: es irreal e imposible establecer metas rígidas de educación de las cuales se derivan objetivos específicos para un planeamiento concreto. Un individuo no tiene que acumular una gran cantidad de un conocimiento para razonar dicho conocimiento. Las habilidades de razonamiento no tienen porqué sólo desarrollarse a través de asignaturas requeridas intelectualmente como la física, las matemáticas, los idiomas, etc... El pensamiento abstracto es una habilidad que puede ser desarrollada por todos los estudiantes y no sólo por niños dotados y brillantes. La interacción con el medio ambiente o el entorno puede hacer mejorar o aumentar las habilidades del razonamiento de los alumnos. Las habilidades de razonamiento pueden ser enseñadas; las habilidades específicas y los procesos pueden ser mejorados a través de la asistencia sistemática. El razonamiento involucra una transición activa entre un individuo y los datos que recopila. El desarrollo del pensamiento representa transformaciones cualitativas; los esquemas de organización y las formas de operar se modifican, se alteran. El crecimiento en la cognición involucra dos procesos complementarios: la asimilación y la acomodación. El programa escolar debe ser un plan de aprendizaje, reconociendo desde una epistemología funcionalista, que el currículo está sobre-determinado por aspectos psico-sociales. Los estudiantes hacen generalizaciones sólo después que la información se organiza. Ellos pueden ser llevados a hacer generalizaciones a través del desarrollo del concepto y estrategias de adquisición de conceptos. Las generalizaciones como conceptos son los productos finales del proceso de la abstracción del individuo de un grupo de temas de su propia experiencia cuyos elementos comparten características similares y expresan su reconocimiento de esta similitud de una manera que convenza a los demás. El programa escolar debe ser un "plan de aprendizaje “que represente una "totalidad orgánica" y no con estructura fragmentada, que tenga bases sólidas y válidas (teorías). El currículo debe analizarse basado en la cultura y la sociedad que brinde una guía para determinar los principales objetivos de la educación, para la selección de los objetivos y para decidir sobre qué habrá de insistirse en las actividades de aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada